Principal > INFORMACION > Córnea y Conjuntiva

Córnea y Conjuntiva

La conjuntiva es una capa con vasos sanguíneos, que cubre la pared blanca del ojo (esclerótica), y la porción posterior de los parpados (ver Anatomía Del Ojo). La inflamación de esta capa que es la más externa del ojo se le llama conjuntivitis. La mayoría de los casos se deben a una reacción alérgica o a una infección (bacteriana o viral).  Las principales molestias cuando se padece de conjuntivitis son ojo rojo e inflamación, secreción ocular (lagaña), irritación, ardor y lagrimeo.  Las conjuntivitis infecciosas se transmiten fácilmente de persona a persona.  El tratamiento dependerá de la causa de la inflamación de la conjuntiva Toda conjuntivitis debe ser atendida por un oftalmólogo para detectar problemas graves, y así evitar complicaciones, que también pueden ocurrir por la automedicación.

La córnea es un lente transparente enfrente del iris (ver Anatomía Del Ojo).  Cuando esta estructura del ojo se afecta puede ocasionar la pérdida de su transparencia y por lo tanto de la visión.  Cuando la cornea se inflama se llama queratitis y puede ser debido al contacto accidental con químicos tóxicos (ácidos y bases), pudiendo causar gran daño y perdida del ojo en casos graves.  Otra causa frecuente de enfermedades de la cornea son las úlceras cornéales, que pueden ser debido a infecciones (bacteriana o viral), y el tratamiento debe de iniciarse lo antes posible.

Cuando la córnea pierde su trasparencia como secuela de alguna enfermedad, es posible quitarla y colocar un trasplante de córnea (ver Trasplante De Córnea), pero siempre es preferible prevenir esto, tratando las enfermedades a tiempo.  La mayoría de las secuelas severas de las infecciones pueden ser prevenibles si se tratan a tiempo.  No dude en consultar a su oftalmólogo desde el inicio de una infección ocular.

 
 

Copyright © 2011 Ocularcare
| Contacto | Términos de servicio | Privacidad | Acerca del sitio | Iniciar sesión